Palabras clave: Batalla de ideas, política, crítica, transformación, diálogo, innovación, cambio de época, amplitud, bloque histórico, lectura, análisis, verdad, belleza, sueños, liberación.

lunes, 11 de abril de 2011

Manifiesto del Foro Continental "Comunicación para Vencer al Imperio"

Imagen de infopress.net
La humanidad asiste a un momento en que la ofensiva del imperialismo, ante su crisis y decadencia, amenaza la vida en el planeta. Nunca antes tuvimos tales grados de desigualdad, tal ataque irracional contra la naturaleza ni tal cruzada de envilecimiento de la conciencia social, en momentos en que el desarrollo tecnológico científico emitirá el mayor bienestar.

Frente a esto, los pueblos del mundo se rebelan. Nuestra América encabeza estas luchas de liberación, acompañada hoy por sectores de los pueblos árabes, del resto de África, de Estados Unidos y del continente europeo. Para callar esta rebelión, las fuerzas imperialistas lanzan una feroz ofensiva en el plano de pensamiento y las ideas. La contrainformación, la desinformación, el ocultamiento, la mentira y la manipulación de los hechos, son sus armas fundamentales, contando con un monstruoso aparato mediático global a su servicio, que opera como un invisible ejército de ocupación.

Ante esto, el Foro Continental reunido en Caracas los días 7 y 8 de abril de 2011, propone articular todos los esfuerzos y movimientos sociales para construir una comunicación para vencer al imperio. En ese sentido, desarrollaremos estrategias de corto, mediano y largo plazo y un plan inmediato de trabajo, a la luz de las siguientes conclusiones:


Sobre la necesidad de formular una nueva teoría de la libertad de expresión, los asistentes al Foro concluimos que se deben:

1. Generar las bases para una nueva teoría de la comunicación a la luz de la revisión del concepto de la teoría de los derechos humanos que lleve adelante una nueva teoría de la libertad de expresión.
2. Fundamentar los principios de una nueva epistemología de la comunicación, soportada en una nueva teoría crítica de la comunicación que rescate a los autores clásicos en la materia e incorpore nuevos teóricos de la comunicación.
3. Impulsar un cambio curricular en las universidades venezolanas, ajustándola a la transformación hacia una comunicación liberadora y latinoamericana, haciendo especial esfuerzo por reforzar la bibliografía disponible, particularmente con textos de autores latinoamericanos, más próximos a nuestras realidades nacionales.
4. Promover actividades que reúnan a profesores, estudiantes, comunidades y medios comunitarios a fin de realizar un trabajo articulado para avanzar en la formulación de una nueva teoría y epistemología de la comunicación.
5. Realizar un llamado a las instituciones del Estado con competencia en el tema comunicacional para que trabajen de manera conjunta y articulada en dicha materia.
6. Estimular a los entes involucrados a elaborar una nueva teoría de la comunicación que tenga como punto de partida el profundo respeto a los derechos humanos colectivos y emergentes, que permita elaborar alegatos contundentes ante falsas acusaciones como las utilizadas por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y la Sociedad Interamericana de Prensa en torno a la libertad de expresión.
7. Redactar un documento donde se expongan las bases de un nuevo derecho de la comunicación, una nueva teoría crítica de la comunicación y de una nueva teoría de la libertad de expresión, a los fines de sentar las condiciones para un amplio debate nacional e internacional sobre estos principios.

Respecto a los aprendizajes obtenidos de las experiencias exitosas en la ruptura de los bloqueos mediáticos y el desmontaje de las estrategias imperiales de la comunicación, el Foro Continental concluye que se debe:

1. Diversificar el uso del espectro radioeléctrico hacia distintos sectores y organizaciones sociales, para lo cual el Estado debe continuar con la democratización del uso de las frecuencias y crear mejores condiciones para la circulación de información, especialmente en coyunturas específicas donde esta intencionadamente se limite, como sucedió en Venezuela en abril de 2002, en Honduras en junio de 2009 y en Ecuador en septiembre de 2010.
2. Impulsar el desarrollo de espacios mediáticos alternativos, a través de iniciativas como la inversión en las emisoras comunitarias y el fomento de vínculos para el trabajo permanente con otras emisoras a nivel nacional y latinoamericano.
3. Proponer a los Estados soberanos del sur la inversión para instalar un servidor web global que permita la circulación de información y su procesamiento de acuerdo con nuestros intereses, que son los contrarios a los del capitalismo, dada la realidad que con nuestras reservas depositadas en bancos extranjeros incluimos cotidiana y voluntariamente nuestra información en la red para el archivo y manipulación de los intereses que allí son hegemónicos. Del mismo modo, inaugurar motores de búsqueda con criterios populares para el provecho regional, social y cultural.
4. Promover el uso de técnicas audiovisuales que han mostrado su efectividad en los medios de comunicación privados para diversificar las vías por las cuales se promueve la construcción del Socialismo Bolivariano, a través de medios públicos, comunitarios, institucionales y privados.
5. Crear redes comunicacionales con capacidad de producir y distribuir información, proporcionando insumos para los emisores, permitiendo el intercambio de información estratégica y facilitando la preparación de reuniones periódicas de trabajo, siendo ejemplo de ello las acciones adelantadas por el Frente de Comunicadores del Polo Patriótico.
6. Realizar reuniones y mesas de trabajo de forma periódica, que involucren a los medios comunitarios, las comunidades y las instituciones del Estado con competencia en el tema comunicacional, a los fines de hacer seguimiento a las propuestas.
7. Ofrecer mayor apoyo a la producción nacional independiente, a los comités de comunicación de los Consejos Comunales y en general, a las iniciativas que impliquen el impulso de la comunicación popular.
8. Crear órganos divulgativos basados en nuestra identidad latinoamericana, de lo cual sería expresión, entre otras iniciativas, el Periódico Digital del Sur.

Respecto al estado de las iniciativas comunicacionales alternativas y comunitarias hacia la conformación de redes, el Foro Continental expresa la necesidad de:

1. Proponer Constituyentes Comunitarias para transformar los objetivos del deber ser de las emisoras en su estrecha vinculación con las comunidades y las instituciones del Estado, incidiendo en la construcción de nuevos contenidos que fortalezcan la comunicación liberadora e integradora, la democracia participativa y protagónica, el Poder Popular, que promuevan el trabajo voluntario y en general que conduzcan a construir nuevas prácticas sociales.
2. Organizar las emisoras comunitarias y alternativas en circuitos regionales, nacionales y latinoamericanos, con la finalidad de facilitar la construcción colectiva de los contenidos y la gestión integrada con las comunidades, promoviendo desde dichas prácticas el fortalecimiento de nuestra cultura e identidad.
3. Promover mecanismos de organización social que desde la dimensión mediática confronten las prácticas imperialistas impuestas por las formas privadas de comunicación, orientado bajo los principios de nuestra identidad local, regional, nacional y latinoamericana.
4. Fortalecer la integración estructural de los medios de comunicación comunitarios tanto con las organizaciones sociales, consejos comunales, Comunas, Salas de Batalla, Comités de Usuarios- y las comunidades en las que hacen vida las organizaciones sociales que la conforman como con otras comunidades, a través de redes regionales, nacionales e internacionales y que facilite la realización de reuniones periódicas para hacer seguimiento a las iniciativas propuestas. Organizar e implementar un plan piloto al respecto.
5. Implementar mecanismos de acompañamiento permanente de las emisoras comunitarias, orientados a fortalecer la organización a partir de un modelo comunicacional orientado por la cultura local, regional, nacional y latinoamericana, la solidaridad, la verdad, la ética y la moral, el respeto, la autodeterminación de los pueblos y la soberanía nacional.
6. Ejercicio colectivo e integrado para la construcción colectiva de las líneas editoriales en medios comunitarios, basados en la crítica a las prácticas mediáticas tradicionales y en el impulso de un modelo orientado al rescate de la comunicación como condición fundamental para el fortalecimiento del tejido social.
7. Promover las modificaciones jurídicas necesarias que permitan la sustentabilidad en materia financiera y de producción de las emisoras comunitarias, por ejemplo a través de financiamientos provenientes de recursos asignados a las Comunas para la realización de proyectos aprobados por el Consejo Federal de Gobierno.
8. Promover la formación permanente de quienes integran los proyectos comunicacionales comunitarios, al ser ello el sustrato para garantizar la claridad teórica sobre la importancia del tema comunicacional y que facilite garantizar la sustentabilidad de dichos proyectos en su impulso por lograr los cambios sociales estructurales contemplados en el proyecto nacional de desarrollo venezolano.
9. Conformar redes organizadas entre las organizaciones y medios comunitarios, bajo la premisa de un sistema en ofensiva estratégica y con ética socialista, que promuevan formas críticas para el análisis de la realidad social y planteen alternativas éticas ante las prácticas comerciales de la comunicación.
10. Promover la estrecha articulación entre medios alternativos y públicos, para fortalecer el acompañamiento y difusión de las experiencias locales.
11. Establecer mecanismos unificados de seguimiento en red de los medios comunitarios y sus oportunidades o dificultades, facilitando mecanismos para brindar las respuestas oportunas a sus necesidades y para el ejercicio de la contraloría social.