Palabras clave: Batalla de ideas, política, crítica, transformación, diálogo, innovación, cambio de época, amplitud, bloque histórico, lectura, análisis, verdad, belleza, sueños, liberación.

viernes, 9 de enero de 2015

Denuncia de Ernesto Villegas sigue dando de que hablar en las redes sociales


Basta con que usted se dirija a los establecimientos comerciales en los que suele adquirir los productos necesarios del día a día, para constatar que las acciones de guerra psicológica contra la gente ―indistintamente de su filiación política―, si bien nunca cesaron del todo durante la época decembrina, éstas se vienen retomando de forma sistemática en los últimos días.

Este jueves, por ejemplo, el Jefe de Gobierno del Distrito Capital, Ernesto Villegas, denunció que “hijitos de papá” estaban infiltrando ciertos individuos en las colas de los establecimientos comerciales “para tratar que el pueblo se descarrile y tome actitudes violentas contra sí mismo”. De inmediato, el nombre del periodista y militante se posicionó en las tendencias nacionales de la red social twitter, producto tanto de la cobertura que muchos medios hicieron de las declaraciones, como de la reacción de los sectores adversos al Gobierno bolivariano, particularmente del sector que durante 2014 aupó y celebró la violencia guarimbera.

Evidentemente, le minoritario sector que sigue jugando a la desestabilización ha venido llevando a la práctica una combinación de formas de organización y de acciones subversivas que, sostenidas en el tiempo, parecen estar orientadas, tal como se constató durante 2014, a generar situaciones de caos y de violencia que abran las puertas a la condena internacional con pretensiones de intervencionismo golpista. Se trata de un caldo de cultivo, que si bien en un principio era alimentado por los comentarios de algunos ciudadanos opositores mientras estos hacían las colas que sus propios dirigentes habían promovido, ahora esos ciudadanos estarían siendo insertados para soliviantar a la gente, hasta el punto de proponerles la idea del saqueo.

De tal manera, que la denuncia de Villegas fue pertinente y oportuna, toda vez que aludió una realidad que muchos hemos constatado en la calle, y que todo indica que se viene perfeccionando. Junto a la denuncia, Villegas también hizo una propuesta: “Cuando usted en la cola vea un infiltrado que le proponga saqueo, usted le pinta su paloma de la paz”, una respuesta que encierra el gran aprendizaje del pueblo en 2014: no caer en la provocación de un enfrentamiento que pueda generar una guerra civil y la consiguiente degeneración de la estabilidad política de la nación.

Así, el contexto reclama organización a todo nivel y una consciencia lúcida de la realidad, en un contexto donde la batalla de ideas debe dar un salto en alcance y creatividad, más allá de la explicación pormenorizada como ejercicio del pensamiento racional. Porque como dijo Einstein, uno de los pensadores más potentes del siglo XX, la imaginación es más importante que la razón.

@maurogonzag